miércoles, 25 de marzo de 2015

LAS CABINAS Y EL CONTROL DE LA CALIDAD DEL AIRE

Vinculadas a la actividad de Petronor hay 3 cabinas que controlan la calidad del aire, tal y como establece la AAI (Autorización Ambiental Integrada):
·         La cabina situada en la estación del tren de cercanías en Muskiz, gestionada por el Departamento de Medio Ambiente y que a día de hoy sigue sin realizar todos los controles establecidos en dicha Autorización  ya que no mide ni CO (Monóxido de Carbono) ni PM2,5 (partículas de 2,5 micras).
·         La cabina situada en San Julián, gestionada por la refinería. Sólo personal de la refinería o contratado por la misma tiene acceso al interior de la cabina.
·         La cabina de Abanto, situada junto al Ayuntamiento de Gallarta, gestionada por el Departamento de Medio ambiente.
Las tres cabinas están conectadas a la RED DE VIGILANCIA DE LA CALIDAD DEL AIRE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA VASCA.
Es difícil  que tres cabinas, situadas en puntos geográficos diferentes distanciados varios KM, gestionadas por diferentes agentes y que aunque coinciden en el control de algunos contaminantes  difieren en otros, cada una de ellas con sus propios medidores de contaminantes,  conectadas a la red eléctrica de cada uno de esos puntos,  puedan fallar en el control de todos, absolutamente todos  los contaminantes dentro de una misma franja horaria. A ello hay que añadir que las cabinas además de medir contaminantes miden diferentes parámetros meteorológicos que también fallaron a la vez en las tres cabinas.
Eso es exactamente lo que ha sucedido el día 23 de marzo: Las tres cabinas presentan datos en blanco de las 3 a las 5 de la madrugada (ambas inclusive).
La cabina de San Julián, además refleja picos de tolueno a las 10 y 12h; picos de xileno a las 12h.
Para que nos quedemos tranquilos, no hay más que ver el rigor de estos controles observando los datos, por ejemplo, de la cabina de Muskiz:
La primera fila de la tabla de datos indica la dirección desde la que sopla el viento y la última la velocidad. Como puede verse, los datos varían constantemente pero hay contaminantes que mantienen los mismos valores prácticamente todo el tiempo, como si estuvieran los medidores “atascados”. Hay momentos en que el viento sopla a 0,34 m/seg y otros a 2,02 m/seg lo que supone casi siete veces la velocidad del primer caso y, pese a ello, contaminantes como el SH2 (ácido sulfhídrico) marcan 4 prácticamente todo el día.
A todo ello hay que añadir que, de repente, los Ayuntamientos de Abanto y Muskiz han dejado de publicar en sus páginas web los faxes correspondientes a las comunicaciones que Petronor mandaba a ambos Ayuntamientos anunciando las maniobras que iba a realizar

¡Qué casualidad, que fallen todas las cabinas a la vez y que los dos ayuntamientos tomen la decisión de dejar de publicar los faxes a la vez, cuando llevaban años haciéndolo!

viernes, 13 de marzo de 2015

VERTIDO FUELOIL EN EL ABRA DE UN BARCO CON DESTINO PETRONOR

Vertido de más de 15 metros cúbicos de fueloil (15000 litros) al Abra. Hoy desde las dos de la madrugada un barco con destino Petronor ha vertido fueloil. Un camión de recuperación de residuos está trabajando desde la madrugada succionando dicho vertido. En las fotos se puede ver el balizamiento de contención que han tenido que poner para que el vertido no ocupase más extensión.